Ella quería un masaje pero en cambio recibió una verga bien dura por su concha. A la puta le dieron con todo y no pudo dejar de gemir durante todo el video
⇓ Descargar Vídeo HD
6.166 visitas
Ella quería un masaje pero en cambio recibió una verga bien dura por su concha. A la puta le dieron con todo y no pudo dejar de gemir durante todo el video

La pendejita fue por un simple masaje, pero le toco un masajista súper pervertido. Es mas… la puso en cuatro patas sobre un almohadón y le dieron masa en cuatro patas haciendo que no pare de gemir como pocas veces has visto en la vida. Cuando veas las caras de placer que pone al sentir ese trozo de carne entrando y saliendo bien duro por su concha te vas a volver loco de la calentura. Y ni hablar de su cuerpo aceitado, te vas a volver loco de la calentura.

Embed