Con mi hermano de la vida hicimos un trío bien guarro con una puta de la calle. Alta doble penetración.

15 min

Con mi amigo no somos hermanos de sangre, pero en nuestros corazones somos más que eso. La pura realidad es que hacemos todo junto. Hasta nos tiramos las mismas putas. Pero no uno primero y luego el otro, nos las garchamos al mismo tiempo. Como podrás imaginar el resultado de hacer esas cosas son las mejores experiencias que uno pueda tener. Nos levantamos a una pendejita de la calle para coger a más no poder. La llevamos a mi casa porque mis viejos estaban de vacaciones. Una vez allí se la dimos sobre le sofá metiendo una poronga dura por la concha y otra por el culo. La verdad le dimos tan duro en esa doble penetración que no creo que se olvide nunca más de este momento. 

Compartir Twittear