De cucharita probando mi berga por la cola hasta que me vengo adentro.

10 min

Hacía tiempo que la guarrilla tenía ganas de hacerlo por atrás. Claro que tenía un poco de miedo y toda la historia. Primero intento montarme con mi berga en el orto. Pero no le parecía una buena posición para hacer la primera penetración. Por eso mismo decidió ponerse de cucharita posición un poco más tranqui. Aparte si le duele, la putita de mierda se la puede sacar fácilmente. Con el paso de los minutos nos dimos cuenta que era todo un excito. Ya no le dolía el placer intenso se hacía presente. Fue por eso que me pidió que le diera así hasta que me viniera. De esa manera le dejé el ano chorreando semen caliente. Una locura. 

Compartir Twittear