Después de la garchada anal, la hija de puta se arrodilló y me ordeño la poronga.

35 min

Apenas comienza el video, podrás ver su cara y llegarás a la conclusión de que se trata de una puta de mierda. Y no solo eso, una puta que le encanta sentir una pija dura en el orto. Primero me la dejó bien dura con una buena mamada. Cuando ya la sintió erecta, se la sacó de la boca y se la mandó por la concha. Pero te digo más amigo, con eso no bastó para nada. Ella quería más y más. Por eso mismo se la metió por atrás en una montada súper caliente. Y como si fuera poco la culiada sobre el final se arrodilló y me ordeño la poronga. Algo alucinante.

Compartir Twittear