No solo que le entró por atrás, sino que la sintió bien dura.

10 min

Como que al comienzo no quería entrar, la tenía muy dura, no había forma. Pero con un poco de fuerza  entró hasta el fondo. Eso si, a la piba le dolió un poco. La sintió y la sintió bien gorda y gruesa. Cuando lo hicimos de cucharita como que la soportó. Pero cuando la puse en cuatro patas casi me denuncian los vecinos por los gritos. Se ve que lo sufrió y mucho. Pero que se cague, el anal que le dimos me encantó y me dejó con ganas de mucho más. La semana que viene vuelve a casa a visitarme y le haré lo mismo. 

Compartir Twittear