Nos internamos en la naturaleza, buscamos el mejor lugar y nos pusimos a coger.

11 min

Sip… en un día común y corriente disfrutando de la naturaleza, terminamos cogiendo como si fuéramos animales. La verdad que no estaba organizado absolutamente para nada, pero por alguna razón nos excitamos y decidimos hacerlo en ese lugar. Primero ella comenzó mostrando el culo pero al paso de los minutos la zorrita del orto se bajó la ropa interior y me dijo, recuéstate en el piso que te quiero montar. Entonces terminamos cogiendo de una manera que no se puede creer. Al final tenía la pija más llena de leche que nunca, por eso le tiré todos los pendejos sobre su pantalón sobre las nalgas.

Compartir Twittear