Se la meto en cuatro patas mientras ella se frota y masturba el clítoris.

12 min

Hace unos días me tiré a una de las mujeres más avarientas de la historia. Una mujer que se nota que lo único que quiere es gozar y gozar. Te vas a dar cuenta de ello ya que durante casi todo el video, no paró de frotar su clítoris. Primero boca arriba y con las piernas abiertas… en ese momento pensé que lo hacía porque le quedaba cómodo, pero no. Cuando la puse en cuatro patas de perrito, sin importar que tan complicado sea, ella siguió masturbando su concha como una puta profesional. Como dice el viejo dicho, para más placer jajja. 

Compartir Twittear