Se metió mi hermana en la habitación y me regaló el mejor pete del mundo. Me vine en su boca!

10 min

Mi cumpleaños casi llegaba a su fin como uno de los días más aburridos de mi vida. Pero eso cambió hasta que mi hermana de la nada entró a la habitación con unas ganas increíbles de hacer guarradas. Fue de esa manera que la puta me mostró su cuerpo delicado y perfecto para luego aceitar mi pija lista para una buena paja. Comenzó con sus manos haciendo que mi cabeza explote, luego de eso comenzó a pasar su lengua para finalmente terminar con una paja con mamada incluida. Como podrás imaginar, no me aguanté y le tiré toda la leche adentro de la boca. Ella se comportó como una verdadera puta. 

Compartir Twittear